Saltar al contenido
buscarparejaideal.com

Las tres mujeres más equivocadas saboteando sus oportunidades para encontrar amor

2 agosto, 2021

Eres una buena captura, por qué estás soltero? ¿Está luchando para encontrar una cita? También puede preguntar “¿Por qué soy soltero?” o pensando: “Estaré soltero para siempre?”

Si encontrar el amor es una lucha, hay algunas cosas que hay que saber para encontrar realmente el “único” y enamorarse.

En primer lugar, no está solo. casi El 50 por ciento de la población es soltero. Así que las probabilidades están a su favor.

Es fácil dejarse atrapar por la actitud que no quedan personas solteras. Cuando comienza, empeora. Por lo explique, deberá detenerse. Esto sólo empeorará las cosas.

“¿Por qué sigo soltero?”

Conserve sesión esta pregunta, pero no la puede responder. Cuando estás soltero, todo el mundo parece tener una relación. Encienda el televisor o consulte en Internet. Todo lo que veis son parejas felices.

Vivimos en una sociedad a la que le gusta mucho mantener una relación. El mensaje que recibe es necesario tener una relación para ser feliz.

Pero es cierto? Cuántas parejas conoce que tienen una relación feliz: el tipo de relación que desea tener?

Hay algunas ventajas de ser soltera. Puede ir donde quiera y visitar los familiares que desee visitar. Si desea quedarse en casa y mantenerlo informal, no está mal. No hay tanta presión.

Lo importante es tener menos estrés en la vida. Si tiene una relación estresante, puede afectar a su salud. Esto puede provocar enfermedades físicas y mentales si no se hace cargo.

No hay una respuesta sencilla por qué sigues soltero. Quizás no ha conocido a la persona adecuada.

Pero hay algunos errores comunes que cometen los individuos que les impiden encontrar amor.

1. No reservar tiempo suficiente para una relación.

Puede pasar mucho tiempo trabajando o socializando con los amigos. El primer paso para tener una relación es la fecha.

A menudo lo siento: “No tengo suficiente tiempo para ir”.

Las relaciones os llevan tiempo. Esto significa hacer sacrificios. Si no está dispuesto a dedicaros el tiempo, probablemente no conoceréis nadie. Peor aún, puede dar a la gente la impresión equivocada. Es posible que piensen que eres un trabajador del trabajo o sólo se engañen. Esto le hará parecer egoísta.

A medida que envejeces, puede ser más difícil conocer a alguien. Quizá no. No puede priorizar el encuentro con alguien especial.

2. Sale del miedo a la soledad.

La compañía le dijo que necesita alguien que le complete. Este es el mito más grande que hay. Cuando lo haga, cree mucha presión innecesaria.

Lo que necesita es que alguien entienda bien.

Salid y disfrutad! Esta es la mejor manera de conocer a alguien. Puede hacer nuevos amigos por el camino.

No hay nada peor que conocer a alguien y todo lo que tienen que hacer es quejarse de ser solteras y de la soledad que sienten. No seas esa persona. Tómese este tiempo para probar cosas nuevas.

Te gusta viajar? Si la respuesta es afirmativa, ahora es un buen momento para ver un sitio nuevo. Si parece demasiado, salga un fin de semana. Si no quieres ir solo, invita a un amigo. Pruebe nuevos restaurantes y grupos de amigos nuevos. De esta manera no te aburrirás.

3. Miedo al compromiso.

Cuando estás soltero / a, es fácil ponerse cómodo. Puede crear su propio horario y hacer las cosas que le gusten. No tendrá que preocuparse por nadie ni hacer planes para él. Esto puede dar miedo renunciar.

Esto evitará que salga de su zona de confort. Si desea tener una relación, deberá asumir riesgos emocionales. A continuación se explica cómo acercarse a un hombre. La ambigüedad abrirá el camino y evitará asumir los riesgos necesarios que hay que asumir para mantener una relación.

Cuando tienes una relación con la persona adecuada, es el sentimiento más grande del mundo. Hay que saber lo que busca y lo que no está dispuesto a renunciar. Esto significa que debe tener sus “imprescindibles” a punto cuando vaya. Esto le ayudará a decidir con que se sienta cómodo.

Más información sobre YourTango:

Este artículo se publicó originalmente el Lecciones de amor. Reeditado con el permiso del autor.