Saltar al contenido
buscarparejaideal.com

Aprendí a hacer un striptease para que mi mujer salvara mi matrimonio

21 marzo, 2021

Tengo la misión de encontrar ropa interior sexy, pero es mucho más. Tengo que aprender a despistar por salvar mi matrimonio.

«¿Qué tipo de ropa interior quieres que ponga?» Pregunto.

Los, mi mujer, muestra algunos de sus boxeadores de satén favoritos. Normalmente llevo boxeadores de algodón. Y le pregunto: «¿Qué te hace al respecto?»

De repente, estamos hablando y aprendiendo sobre diferentes vertientes mutuamente y también sobre nosotros mismos. La razón? Domingo es nuestra «noche de pasión».

Acordamos de antemano que el sexo no está previsto para esta noche, pero hasta ahora no hemos podido frenar. La primera noche de cada semana, mi mujer y yo explorábamos juntos nuestros lados eróticos. Y aprender a hacer un stripper para tu mujer puede hacerlo.

Nos ayuda a construir nuestro vínculo ya acercarnos. Normalmente hablamos de lo que queremos hacer el domingo anterior, de cuáles son nuestras tareas y del tipo de cosas que nos interesan o nos inspiran.

Pero dejadme volver un poco atrás.

Los y nosotros estamos casados ​​desde hace seis años. Estuvimos juntos sólo unos meses antes de firmar los documentos. Pero entramos en nuestra vieja pareja en poco tiempo. Lo que ahora se ha llamado «picor de siete años» es la «recesión de cuatro años». Aunque era común, en ese momento parecía devastador.

El sexo ha empeorado para mi mujer que el acto físico de amor o la exploración de su yo erótico y apasionado. Hemos empezado a cuadrar de vez en cuando. Los habrían hecho sugerencias al respecto ciertas cosas y no las recogí. Hablaba indirectamente, pero pensaba que intentaba manipularme.

Su tratamiento de los temas era como un patrón de mi infancia. Se inspiró en un antiguo mecanismo de defensa. Me hubiera enfadado y enfadado, pero no sabía por qué.

Se sentía como si tuviera que caminar sobre cáscaras de huevo. Mientras tanto, no sabía del todo que ella se sentía así. A causa de nuestros problemas de comunicación, nuestro vínculo se ha debilitado y ha perdido el interés por el sexo. Pero, por supuesto, todavía tenía libido.

Cuando las cosas se hicieron más ordinarias, me conocí una mujer en una fiesta y no podía dejar de hablar. A veces, lo más atractivo del mundo es una conversación electrificada. Enviamos mensajes de texto todo el tiempo y nos reunimos para comer o tomar un café.

Le dije a mi mujer. Los y yo tenemos amigos del sexo opuesto, porque ninguno de nosotros es celoso. No era grande. Pero esta mujer y yo teníamos una gran química.

Aunque nunca hicimos nada, sentí que tenía una relación con él. Es posible que, por primera vez en mi vida matrimonial, me vea traicionado. Me daba miedo

Los y yo hemos planeado un recorrido a pie. Cuando subió al coche aquella mañana, le dije que teníamos que hablar. Conocí alguien, dije. Estábamos coquetejats. Era inocente. No quería decir nada. Pero me emocionaron las emociones. Me hizo sentir sexy y deseable. Y sentí que faltaban estas cosas a nuestro matrimonio. Le dije que necesitaba amor, romance y buen sexo en mi vida.

Empecé a llorar. Le dije que quería entender las cosas. ¿Por qué ya no nos sentíamos así? Empezamos a hablar de los problemas que tenemos. Nos centramos en donde se perdieron las cosas. Supimos cuál era el problema y cómo comunicarse de una manera que no inspirara mis defensas, y me mantuvo abierto a lo que él decía.

A medida que pasábamos a nuestros problemas de comunicación, hablábamos de sexo. Le dije que sentía que siempre presionaba nuestra vida sexual, reprogramando-la por días que nunca llegarían.

Tendencia a YourTango:

Quería explorar nuestro amor como pareja, pero ella siempre tenía responsabilidades. Para ella, nunca se sentía tan cercana a mí y nuestra parte, que cerraba su lado erótico y romántico, estaba bajo presión.

Si bien los hombres pueden participar, si una mujer no está satisfecha en la relación, su ansiedad pone en peligro su necesidad de amor y sexo. En cuanto a la forma física, algunos expertos dicen que planean el sexo. La idea no nos gusta; parece ser «deberes de la mujer». En cambio, tal vez un maridoLos ands deberían aprender a desnudar tu mujer.

Con nuestra «noche de pasajeros» del domingo, acordamos seleccionados de antemano sin expectativas. En cambio, dedicamos este tiempo a explorar nuestros intereses eróticos. La atmósfera se construye lentamente; realizamos una auditoría.

Lo cual nos vuelve a la ropa interior y en el striptease. Encontré dos atractivos pares de guías de boxeo de microfibra, similares a las que él me mostró. Un par es de color rojo con nudos celtas a cada lado, está bien diseñado y le encanta el diseño. La otra es de color negro liso con una banda elástica roja.

Voy navegar por la selección de música. Voy con AC / DC «Back in Black» clásico. Giro noventa grados sobre el sillón de la gran sala de estar, dándome una larga pasarela.

Vi algunos tutoriales en vídeo de YouTube sobre cómo hacer un striptease masculino real. También caminé un poco, siguiendo la rutina básica, que incluía algunos movimientos especiales a intervalos clave. Sé que os gustará.