Saltar al contenido
buscarparejaideal.com

6 signos de que es partidario de las personas de su relación

16 julio, 2021

Cuando tu naturaleza «demasiado amable» te convierte en defensor de las personas, sobre todo si tienes una relación?

Hacemos todo tipo de locuras porque queremos que los demás nos gusten.

Pero, cuando fue simpático y simpático nos ayuda realmente a la vida? Esta naturaleza nos puede hacer daño en términos de relaciones? Se puede aprender a dejar de ser partidario de la gente?

La amabilidad es un buen disparo. A la gente le gusta cuando eres agradable. Puede conducir a una relación sana con todos los que te rodean.

Pero se convierte en un problema cuando te comportas constantemente de la forma que crees que los demás esperan o quieren que los gustes.

A menudo llega un momento en que la gente de esta manera te duele y te convierte en un felpa en lugar de ser amable y magnético.

Entonces, cuando es realmente malo ser simpático?

Aquí hay 6 signos a los que les gusta prestar atención a su relación.

1. No siempre satisfaces tus necesidades

Por incline hacia delante y hacia delante y no obtiene nada a cambio, os comportéis como un sueño, no eres amable.

2. Espere que alguien responda de una manera determinada a sus amables acciones

Aunque todas las relaciones deberían ser una oportunidad, nunca debería ser la única razón por la que se da para obtenerla. Conseguir el tipo que desea es manipulación, no amabilidad.

Hay mucha gente que cree que tiene que ir por esta vía para obtener la aprobación como lirón disfrazado, que espera feroz comprar el afecto de la gente mientras los influye cuando no consiguen lo que quieren del mercado.

3. Empiezas a sentir rabia cuando haces cosas agradables

Si siempre se siente explotado o realmente sienta que no obtiene nada a causa de su «bondad», es un signo de retirada y / o un signo que no os defendéis.

4. ¿Se ha preguntado por qué a alguien no le gusta «bello»

La idea de que a la gente no le gusta un comportamiento «agradable» es un signo real que hay un problema.

Esta es la dura verdad: a la gente le gusta ser amable cuando se encuentra en el contexto adecuado.

Lo que no les gusta es que alguien se burle de su afecto. Este es el comportamiento de la desactivación del felpa.

No son apagados por gente agradable que hace cosas agradables, sino que se desactiva cuando te tiras sin tener cuidado para que no tienes autoestima.

Ver la diferencia? La confianza en sí mismo es atractiva. No hay ningún intento de «probarse».

5. Empiezas a sentir que no estás viviendo tu vida

Alguna vez ha oído que «vivos para una relación?» Es una señal de advertencia que debe salir, listos y encontrar una afición.

Tan pronto como sienta que su pareja es su razón para sobrevivir, os lanzáis a un territorio de riesgo de tapetes.

6. Eres una buena persona por qué no puedes ir

Fueron repetidamente abandonados y comunicados, como motivo sospechoso de su ruptura?

Basta para dar ganas de gritar, ¿verdad?

Lo que realmente dicen es que los ha perdido atractivo sexual, que no tiene una columna vertebral o que no hable por vosotros mismos y os han perdido el respeto.

No es aburrido ser realmente amable, mostrar amabilidad con los demás. Un felpa es, ya que sólo nade en la dirección que desee su pareja. Al final, se aburren y te viertes.

Si se siente quejándose de que a la gente no le gustan los «hombres y las mujeres simpáticos», es más probable que te presenten de un modo de poco valor, no que realmente no entiendan la bondad.

Sin embargo, si realmente eres amable y sin espinas, vuelos alguien que no te respete? Probablemente no.

Entonces, como dejar de estar en un felpa y mantener una relación sana?

  • Si estás enfadado, habla.
  • No lo haga todo porque necesita su aprobación.
  • Honra tus deseos, aspiraciones, sentimientos y objetivos.
  • Entienda que esconder vuestros verdaderos deseos de su pareja no es agradable, es realmente deshonesto. Ni siquiera pueden intentar hacerte feliz o mutuo si no saben qué quieres ni cómo dártelo.
  • Déjese pensar que todo se derrumbará si deja de hacerlo todo.

A veces, en las relaciones, somos reacios a retirar todo y dejar de «hacer» porque tememos que no se haga nada o que nos vemos obligados a parar y darnos cuenta de que la otra persona no quita peso (b ‘nunca podrían).

Es fácil ignorar esta dura realidad siempre que estemos en la rueda del hámster, probando y «demostrando» nuestro amor por ellos.

Aún puedes ser simpático, no hay nada de malo en eso. Pero, del mismo modo que se deben tomar y tomar relaciones, comprenda que debe detenerse unos segundos para que se pueda superar realmente.

Más para ti a YourTango:

Este artículo se publicó originalmente el Digital Romance Inc.. Reimpreso con el permiso del autor.