10 creencias falsas sobre el sexo

No tienen base científica. Tampoco mucha lógica, pero están profundamente arraigados en la mente colectiva y por poco que se descuide el interesado, te pueden arruinar desde un ligue a un matrimonio.

Estas son las 10 creencias falsas más comunes respecto al sexo:

10-creencias-falsas-sobre-el-sexoMito 1. En la penetración esta todo: Las relaciones sexuales van más allá de la penetración. Los juegos previos y posteriores también son parte de, e incluso pueden ser más excitantes para la pareja que la misma penetración.

Mito 2. El tamaño importa: Está científicamente comprobado que esto es falso. De acuerdo con una encuesta levantada por una marca de condones, sólo el 10% de las mujeres le da importancia al tamaño del pene, mientras que el 90% restante está convencido de que la satisfacción sexual no depende de ello.

Asimismo, 98% de las damas encuestadas revelaron que los penes grandes, de más de 20 centímetros los impresionan y les causan miedo. Y es que, pocos hombres saben que la zona más sensible de vagina se encuentra a dos centímetros de la entrada, por lo que no ocupan muchos centímetros.

Además, la vagina está compuesta por tejidos musculares que se adaptan al tamaño medio del pene, y el clítoris reacciona directamente al tacto, por lo que no se necesita penetración.

Mito 3. Si no hay eyaculación, no hay embarazo: Cuando el pene se erecto, suele segregar líquido seminal, el cual contiene espermatozoides, así que si se penetra y la mujer se encuentra en sus días fértiles puede haber embarazo; incluso, sin que haya existido la eyaculación.

Para ello, además de proteger de enfermedades de transmisión sexual, el condón y otros métodos anticonceptivos pueden evitar embarazos no deseados.

Mito 4. Eyacular es sinónimo de orgasmo: Muchos son los hombres que creen que entre más rápido logren penetrar y terminar es mayor el placer, cuando está comprobado que el autocontrol para evitar eyacular rápidamente ayuda a que los hombres puedan sentir orgasmos intensos y prolongados sin la necesidad de eyacular.

Mito 5. El hombre siempre está listo para el sexo: Hombres y mujeres no siempre estamos deseosos de tener sexo, algunas veces tenemos ganas y otras no. No depende del género al que pertenecemos si estamos dispuestos o no.

Que un hombre siempre esté listo, es una mentira que creció con el paso de los años. Hombres y mujeres tenemos derecho a decidir con quién, cuándo y cómo.

Mito 6. Los hombres no tienen punto G: El punto G de la mujer es sumamente popular porque, sabiendo estimular este tejido que se encuentra en la pared frontal de la vagina, se puede conseguir una exitosa cadena de orgasmos.

Pero, esto no es exclusivo de las mujeres, los hombres tienen el punto G situado en el recto, a cinco centímetros del inicio en la pared frontal, el cual se puede estimular a través del ano, aunque no muchos hombres están dispuestos a probar esta experiencia, por otro tipo de creencias.

Mito 7. Con vasectomía no hay ganas: La vasectomía es una cirugía que se utiliza como medio anticonceptivo, practicada en los genitales masculinos donde se hace una pequeña incisión en el escroto para cortar los conductos encargados del traslado de los espermatozoides.

Sencilla intervención que nada tiene que ver con la pérdida del apetito sexual, porque no se cortan tejidos que intervengan en la función del miembro, como muchas personas creen. Así que la vasectomía no influye en el desarrollo de eyaculación precoz, disfunción eréctil ni cáncer. Mucho menos quita deseos sexuales.

Mito 8. Sexo con la misma mujer es aburrido: A veces caer en la rutina se puede trasladar a que el sexo con la misma persona durante mucho tiempo puede ser aburrido.

Lo anterior no es más que una falsedad, ya que las ventajas mantener encuentros eróticos con una misma pareja permite tener mayor conocimiento del cuerpo esta, lo que genera confianza. Además, existen estudios que aseguran que las parejas que han estado más tiempo juntas son las que tienen más y mejor sexo.

Mito 9. Las mujeres no piensan tanto en sexo como los hombres: Las mujeres suelen distraerse más fácilmente que los hombres, pero eso no quiere decir que sientan menos deseos de experimentar y practicar su sexualidad.

Además, los mecanismos de excitación de las mujeres suele ser más complicados que los de los caballeros. Pero, el deseo sexual en hombres y mujeres no es diferente por su género.

Mito 10. Con la edad le decimos adiós a la sexualidad: Se dice que la etapa en la que un hombre disfruta más su sexualidad es entre los 30 y 35 años, porque tiene mayor vigor, pero que todo se hunde cuando llegan a los 40, porque las enfermedades relacionadas con la edad y que influyen en el desempeño sexual salen a la luz. Sin embargo si la persona es sana, no debe perderse del todo.

Ante estos y otros mitos, la información siempre será nuestro mejor aliado, porque con ella impediremos ser sorprendidos y ser guiados por falsos cimientos. Conoce tu cuerpo, infórmate y disfruta del sexo.

1 Comment

Leave a Reply